La reciente inestabilidad política del país y el desxequilibrio que supusieron las medidas contra la crisis -llegando incluso a poner en riesgo la distribución, son dos de las cuestiones que más han afectado al sector. No obstante, 2016 y 2017 presentan una tendencia de recuperación. Las empresas representadas por FEDIFAR se han ido adaptando a la nueva situación optimizando los recursos y modernizando el sistema. “Hemos sabido adaptarnos a las nuevas circunstancias, esto, junto con la senda positiva que está experimentando el sector en el último año, permiten visualizar un futuro prometedor”, declara Miguel Valdés, director general de FEDIFAR.

Más información