Papel de la distribución en Sigre

Las empresas de distribución farmacéutica desempeñan un papel esencial en el funcionamiento del Sistema SIGRE. A través de su participación en SIGRE, la distribución farmacéutica se responsabiliza de la retirada, transporte y custodia de los residuos de envases y restos de medicamentos que los ciudadanos depositan en los Puntos SIGRE de la farmacia.

De esta forma, mediante la aplicación de un innovador “sistema de logística inversa”, los mismos profesionales encargados del transporte y suministro de medicamentos a la farmacia son los responsables de retirar los envases, vacíos o con restos de medicamentos, al final de su vida útil, garantizando así la continuidad de su cadena de custodia dentro del sector farmacéutico y facilitando su trazabilidad.

Al mismo tiempo que las empresas de distribución farmacéutica garantizan el correcto abastecimiento de medicamentos a la farmacia, para que el ciudadano pueda acceder en condiciones de igualdad a sus tratamientos, gestionan la recogida de estos residuos.

La amplia red logística que la distribución farmacéutica pone a disposición de SIGRE es una muestra más del compromiso medioambiental del sector y, en ella, participan activamente más de 140 almacenes, distribuidos por toda la geografía española. Gracias a este sistema de logística inversa aportado por las empresas de  distribución farmacéutica, se evita la emisión anual de más de 1.400 toneladas de CO2 a la atmósfera, uno de los principales gases causantes del cambio climático y del efecto invernadero.

Asimismo, las empresas de distribución farmacéutica colaboran en la reparto de los materiales de información que se entregan al ciudadano en la farmacia, para lograr concienciar a la sociedad de la necesidad de colaborar activamente en el correcto reciclado de estos residuos. De esta manera, la distribución farmacéutica contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y a la construcción de una sociedad más sostenible.