Las Directrices de 7 de marzo de 2013 sobre buenas prácticas de distribución de medicamentos para uso humano y el Real Decreto 782/2013 sobre Distribución de Medicamentos de Uso Humano elevaron las exigencias en los requisitos necesarios para la validación o cualificación de los equipos y procesos que afectan al sistema de garantía de calidad de las entidades de distribución de estos fármacos.

Más información